Hoy en día las siglas UX están muy de moda, y son muchos los profesionales del entorno digital que están evolucionando hacia esta nueva y excitante disciplina. Del mismo modo son muchas las empresas que se apresuran en ofrecen este servicio o están en proceso de poder ofrecerlo, siendo conscientes de que este enfoque, día a día, está cobrando vital importancia para desarrollar productos digitales de calidad.

Si estás interesado en el mundo digital, o estás buscando servicios digitales, seguramente habrás visto las siglas UX una y otra vez, y quizás te estás preguntando ¿pero qué es el UX y por qué es tan importante? Si tienes un minuto intentaremos explicártelo.

¿Qué es el UX?

Las siglas UX hacen referencia a User Experience, o Experiencia de Usuario en castellano. El objetivo fundamental de esta disciplina es el diseño de aplicaciones digitales, ya sean App móviles o de sobremesa, Web, o software de cualquier naturaleza, ya sea doméstico o profesional, de acceso público o restringido, pero que utilice una pantalla como interfaz entre el sistema y el usuario.

El especialista UX tratará de aprender sobre el usuario final (existen múltiples metodologías para ello) y reflexionará sobre qué diseño es el más eficaz para alcanzar el objetivo de la aplicación. Durante esta fase desarrollará, o dirigirá el desarrollo del modelo de usabilidad, el modelo de navegabilidad, la arquitectura de la información y el estilo y tono de la comunicación. Además, se encargará de coordinar todos los especialistas implicados en el proceso de diseño. Lo ideal es que el proyecto no le llegue al equipo IT hasta que la fase de diseño haya concluido. Os dejamos una pequeña infografía para que os hagáis una idea de qué engloba el UX.

Infograf_Post_1_png24

Pese a que se trata de una disciplina cada vez más estructurada, sigue existiendo amplia divergencia en la manera de entender el UX. Unos hablan del UX como una filosofía de diseño de aplicaciones digitales donde todo se hace por y para el usuario final. Otros hablan de ello como un modelo de conceptualización y diseño, cuyo objetivo es optimizar la eficiencia del sistema centrando los esfuerzos en la interacción humano-máquina.

Otros, quizá los más técnicos, utilizan el término UX para aglutinar una serie de metodologías de I+D, conceptualización de producto y uso de tecnologías que provienen de otras áreas de conocimiento como las ciencias sociales, la pedagogía, las ciencias empresariales o de la comunicación. Está aproximación al UX es para nuestro equipo una de las más interesantes.

Sin usuario no hay UX

Este enfoque camina hacia la ciencia posnormal al transgredir las fronteras de las ciencias parcelarias, aceptar la transversalidad de competencias, y acepta las aportaciones profanas de los usuarios como fuente de conocimiento, incluso situándolas al mismo nivel de manuales y convenciones en materia de UX. El objetivo principal es perfilar el público objetivo y sus necesidades, y así tener herramientas para ajustar servicio, modelo de negocio y experiencia de consumo y de uso a las necesidades y especificidad del usuario final.

DCU (Diseño Centrado en el Usuario)

En cualquier caso, todos los enfoques coinciden en lo mismo, y es en afirmar y defender un diseño centrado en el usuario. Si el usuario no completa su tarea, ya sea escuchar una canción, comprar un producto, o leer un post, nada sirve para nada.

Son muchos los motivos por los cuales un usuario puede no completar la tarea: que no sepa de la existencia de nuestra aplicación, que no pueda encontrarla, no sepa o no pueda usarla, o que no cubra sus necesidades y por lo tanto no sea de su interés. Éste último punto es totalmente normal entre público no objetivo, pero si ocurre con público objetivo, quizá haga falta una revisión.

Si aplicas UX al diseñar tu Web o App, todo, absolutamente todo, se concibe para que el usuario se sienta a gusto utilizando tu aplicación. Para que le resulte fácil. Para que le sea cómodo. Para que sienta el control. Y sobre todo, para que le sirva. Si el usuario encuentra en tu Web o App una solución a alguna de sus necesidades, y además le resulta rápido, sencillo, intuitivo, sin esfuerzo, estarás aportando un granito de arena en hacerle la vida un poco más fácil. Seguramente volverá.

 

¿Por qué es importante el UX?

El UX, como cualquier otra disciplina de diseño, puede mejorar la vida de las personas cambiando, mejorando o inventando nuevas maneras de hacer alguna cosa. Ergo, un buen diseño pude cambiar la cultura de las personas al modificar su manera de interactuar con su entorno. Piensa en como las RRSS han cambiado la forma en que se relacionan las personas, o como Google Maps influye en el modo en que interpretamos el territorio. Eso si, ni el mejor UX podrá cambiar nada si detrás no hay una buena idea.

El UX puede mejorar la vida de las personas

Además, se tiene que entender que en una sociedad híper-informada, con una tasa de acceso a contenidos y aplicaciones tan elevada la competencia es atroz. Dos empresas competidoras que utilizan medios digitales bien para promocionarse, bien como epicentro de su modelo de negocio, y que ofrecen contenidos, servicios o productos de calidad similar, el UX puede ser determinante para declinar la balanza en la captación e incluso fidelización de publico usuario.

En próximos post iremos profundizando algo más en UX. Intentaremos tocar aspectos como qué metodologías son las más utilizadas, qué subdisciplinas hay bajo las siglas UX, la importancia de conocer el público objetivo (sin público no hay UX), y otros temas interesantes del universo UX.

También iremos recopilando ejemplos de buenos diseños UX que nos vayamos encontrando para compartirlos con vosotros y que los podamos discutir. No hay que olvidar que el UX es casi una ciencia posnormal, y eso significa que el conocimiento lo creamos entre todos.